Archivo de la categoría: EL CRISOL

CUANDO SABER MIRAR SE CONVIERTE EN ARTE, CRISTINA GARCÍA RODERO

Fuente: El País

Cristina García Rodero, abrió los ojos por primera vez el 14 de octubre de 1949 en Puertollano (Ciudad Real).  Fue precisamente su forma de mirar la que le llevo a obtener: la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, ser la primera fotógrafa española de la Agencia Magnum, formar parte de los Académicos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando o recientemente recibir la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo.

ENTREVISTA

[box type=”info”]¿Quieres bucear en la carrera de Cristina García Rodero?[/box]

[iframe src=”http://www.dipity.com/gbustarviejo/cristina-garcia-rodero/?mode=embed&z=0#flip” style=”border:1px solid #CCC;”> style=”border:1px solid #CCC;” frameborder=”0″ allowtransparency=”true” allowfullscreen=”allowfullscreen” webkitallowfullscreen=”webkitallowfullscreen” mozallowfullscreen=”mozallowfullscreen” oallowfullscreen=”oallowfullscreen” msallowfullscreen=”msallowfullscreen” width=”615″ height=”500″ scrolling=”no” class=”iframe-class”>

A los dieciséis coqueteo por primera vez con una cámara fotográfica, pensó que iba a ser otra técnica que le iba a ayudar en su carrera artística pero no se quedó solo en eso. Comenzó estudiando de la mano de profesores como el pintor Antonio López García, en la Universidad Complutense de Madrid dónde se licenció en Bellas Artes.

“Creo que fui la persona más feliz del mundo allí, aunque la soledad del estudio me llamaba menos la atención que mis ganas de conocer el mundo”.

Finalmente le robo el corazón observar la vida a través de una cámara fotográfica, aunque no descarta volver a pintar sólo por placer sin pretensiones. Una profesional incansable que dedicaba todos sus ratos libres mientras ejercía como docente, tanto en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid como en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, a escaparse en su coche a los lugares más recónditos de nuestro país.

“Nadie me pagaba nada. Destinaba mi dinero y tiempo libre a recorrer el país en un sescientos con asientos abatibles y un colchón, en el que pasar la noche si era necesario. Mi coche era mi refugio”.

Algo difícil de entender por los que la querían, se preocupaban por ella. Casi siempre viajaba sola, era arriesgado y las carreteras una yincana.

“¡Antes sí qué era duro hacer cientos de kilómetros!”

Vive su profesión como un compromiso hacia alguien  a quien no puede traicionar

“Es un compromiso contigo misma. Por difícil que sea el camino lo importante es llegar a tiempo para capturar ese momento”.

Mientras charlamos, recuerda con sus verdes ojos soñadores muchos viajes y situaciones que podían entrañar cierto peligro. Como un trayecto inolvidable por su dureza, pero  también  cómico por como se carcajea mientras nos lo cuenta.

“Claro que he pasado miedo algunas veces. Pero no lo piensas y haces lo que tienes que hacer. En uno de mis viajes a la India con unos amigos, parecía que nunca íbamos a llegar. Primero una camioneta dando botes, después  un autobús que llevaba el doble de las personas permitidas, yo iba sentada en el suelo. Pero llegamos a tiempo y eso es lo importante”.

Busca sentimientos en estado puro, y esto tiene un precio. Hay que estar en primera línea, muchas veces no puede evitar que lo que está viendo  traspase su piel, llegando a quedarse guardado en un rincón de su alma.

“Yo transmito emociones. Claro que he llorado, reído, comido e incluso bailado con los protagonistas de mis fotografías, siendo uno más”.

Para capturar cientos de miles de instantáneas ha recorrido casi todos los continentes, cual Indiana Jones pero con cámara en mano. Ha rescatado del olvido parte del folclore de nuestro país y ha puesto en valor el patrimonio cultural o denunciado las situaciones que se estaban viviendo en los rincones más recónditos del globo.

[box type=”info”]Algunos de los lugares en los que ha trabajado. Pulsa para más info.[/box]

[iframe frameborder=”0″ id=”mapjam-iframe” src=”//mapjamembeds.s3.amazonaws.com/map-embed.html?app_url=http://mapjam.com/&map_id=gemmabustar&map_width=800px&map_height=600px&container=mapjam-1&domain=mapjam.com&disableClusteringAtZoom=1″ style=”width: 800px;height: 600px;position: absolute; top: 0px; left: 0px;”/iframe]

Dice que no prepara apenas los viajes, que cuando llega a un país que no conoce se acerca a la mejor librería y se informa. La semana  pasada inició  otra nueva aventura en India. Allí le espera un trabajo por encargo de la Fundación Vicente Ferrer, donde estará cerca de las mujeres. Aprovechando el traslado quiere volver a vivir el Festival Holy o adentrarse en una peregrinación al río Ganges. No volverá a España hasta finales de marzo.

Mientras podemos disfrutar de su última exposición “Con la boca abierta” en Madrid, que finaliza en pocos días.  Pero promete ser itinerante, aún sin fecha cerrada sabemos que la siguiente parada será en Salamanca.

 [twitter style=”vertical” url=”@gbustar” float=”left”]

[fblike url=”https://es-es.facebook.com/gemma.bustarviejomartin” style=”standard” showfaces=”false” verb=”like” font=”arial”]

http://www.ivoox.com/playerivoox_ee_4034845_1.html

Anuncios